Yo soy...

Mi foto

¿Sabes esta gente que no se puede levantar hasta que ha acabado el libro que está leyendo? Pues así soy yo.
Buscadme en twitter: @locadeloslibros, que ahí me enrollo menos ;)

10 de enero de 2014

LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ (Antonio G. Iturbe)

Llevo sin pasarme por aquí desde agosto... soy una dejada, lo sé. Mi propósito de año nuevo va a ser tener esto un poco al día, o al menos mantenerlo vivo. Y no se me ocurre un mejor libro para retomar el blog que La bilbiotecaria de Auschwitz.

Llevaba tiempo queriendo leer esta novela y hace unos días descubrí que la tenía en mi estantería. No recuerdo cuándo me regalaron el libro, pero casi mejor porque así la alegría fue doble: al recibir el regalo y al encontrarlo de nuevo.

"Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones». Una emocionante novela basada en hechos reales que rescata del olvido una de las más conmovedoras historias de heroísmo cultural."



Se trata de una historia real, la de Dita, una niña judía de 14 años que colabora en una escuela clandestina que Fredy Hirsch ha montado en Auschwitz. Incomprensiblemente, los nazis aceptan a que se disponga de un espacio en el que se pueda tener a los niños "entretenidos" para que sus padres puedan trabajar sin distracciones. Pero para los que pasan su vida allí es más que eso: se trata de una escuela para permitir a esos niños seguir siendo niños. Allí hay libros que los presos han podido colar en el campo y libros vivos: adultos que recuerdan historias, novelas, cuentos... y los transmiten en sus clases a los más pequeños. Allí, en medio del infierno en la Tierra, está Dita, encargada de mantener los libros escondidos, de cuidarlos, de repararlos cuando se estropean... jugándose la vida cada día, pues si los guardias de las SS descubren su biblioteca será el fin para ella.

No se trata en absoluto en "otra novela de nazis". Está basada en una historia real y para escribirla el autor se ha reunido con supervivientes del campo. Es una historia que da esperanza, que transmite la importancia de las pequeñas cosas para cambiar el mundo, y que transmite un amor por los libros indescriptible.

Os dejo aquí algunas perlas que encontré entre sus páginas:

  • "A lo largo de la historia, todos los dictadores, tiranos y represores, fuesen arios, negros, orientales, árabes, eslavos o de cualquier color de piel, (...), fuera cual fuese su ideología, todos ellos han tenido algo en común: siempre han perseguido con saña los libros. Son muy peligrosos: hacen pensar."
  • "No importa cuántos colegios cierren los nazis, les contestaba. Cada vez que alguien se detenga en una esquina a contar algo y unos niños se sienten a su alrededor a escuchar, allí se habrá fundado una escuela."
  • "Durante el rato que dura una historia los niños dejan de estar en un establo lleno de pulgas, dejan de oler a carne quemada, dejan de tener miedo. Durante esos minutos, son felices. No podemos negarles eso a unos niños"


No hay comentarios:

Publicar un comentario